Patrimonio urbano
Palacio de Velázquez
Tu nota: Nota media: 2.8/5 Votaciones: 101
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Palacio de Velázquez
Fecha:
Entre 1 de Enero de 1881 y 31 de Diciembre de 1881
Lugar:
Madrid
Descripcion:
Paseo Venezuela
También conocido como Palacio de la Exposición Nacional de Minería de 1883
Fachada principal a la que se accede por una escalinata de marmol. Los materiales constructivos como el ladrillo de dos tonalidades y los azulejos de fábrica, así como los elementos decorativos como los dos relieves de estuco que representan a la Mineria y las Bellas Artes y la hilera de medallones, uno de ellos dedicado a Diego de Velazquez.
En el interior destaca el enorme espacio expositivo iluminado con luz natural gracias a las bóvedas de estructura de hierro forjado y metal.
Tipo:
Edificios
Signatura:
s/sig
Núm Inventario:
s/n

Comentario
A raíz del éxito alcanzado por la Exposición Universal de Londres de 1851, la arquitectura de hierro y cristal comenzó a identificarse con los pabellones de muestras, donde se ensayarían las más avanzadas técnicas constructivas que después habrían de aplicarse en las demás edificaciones. Nacía así una nueva tipología de carácter en principio efímero, que reflejaba el triunfo del capitalismo y cuyos ejemplos se convertirían en hito del progreso, sin renunciar a expresar, mediante su composición arquitectónica, nuevas opciones estilísticas.

Madrid, como capital del Estado, pronto quiso contar con una exposición, proyectándose una nacional en 1859 que incluía un palacio o pabellón, aunque lamentablemente no sería llevada a cabo. Hay que esperar hasta 1881 para que comience a fructificar la aspiración de convertir la ciudad en centro de certámenes nacionales, cuando se convocó el de Bellas Artes en la Castellana, cuyo Palacio, hoy Museo de Ciencias Naturales, concibió Fernando de la Torriente, y el Ministerio de Fomento encargó al arquitecto Velázquez Bosco la organización de otra exposición para la Minería, Artes Metalúrgicas, Cerámica, Cristalería y Aguas Minerales, que habría de celebrarse dos años después.

Planteada en el Parque del Retiro, junto al Estanque Grande, al Arquitecto se debe, según la crónica contemporánea, su ordenación y la ejecución de todos los pabellones que la componían, aunque solo hay certeza de su intervención en los estatales. De todos ellos, únicamente este Palacio, principal de dicha muestra, se conserva, el cual acabaría siendo bautizado con el apellido de su creador. Tiene planta rectangular, doblemente simétrica, con torreones avanzados en las esquinas y una nave transversal y central, cuya bóveda metálica de cañón sobresale en altura. En el medio se sitúa la entrada, hacia el frente del mediodía, precedida por una elegante escalinata de mármol blanco y configurada por un pórtico con arcos de medio punto sobre columnas de orden jónico.

Entre la nave y las torres se crean cuerpos intermedios resueltos al exterior a modo de galerías, muy ligeras, con arquerías similares a las del acceso, pero sobre pilares. A pesar de que por su lenguaje neorrenacentista y monumental se enmarca dentro de la producción habitual de Velázquez Bosco, este Palacio le permitió experimentar con materiales nuevos, hierro, cristal y también cerámicos, como revestimiento pictórico y decorativo. Estos últimos fueron realizados por Daniel Zuloaga y destacan claramente de los muros, construidos en fábrica de ladrillo bicolor. Otros colaboradores destacados fueron el ingeniero y arquitecto Alberto de Palacio Elissague, que proyectó y calculó la estructura, y el constructor Bernardo Asín, que la montó. Desde 1884 el Palacio de Velázquez viene siendo utilizado como pabellón de exposiciones, hoy dependientes del Ministerio de Educación y Ciencia.
Mapa
Opiniones