Lo más valorado (445)




Museo de Historia
Fuente de las Cuatro Estaciones
Tu nota: Nota media: 3.0/5 Votaciones: 68
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Fuente de las Cuatro Estaciones
Fecha:
1777
Lugar:
Madrid
Descripcion:
“Alto de la estatua del Hércules de Farnesio / 10 pies y ¾ [dro] / Alto de la estatua de Flora 11 p.s y 10 dedos- // 9 p.es el alto de esta estatua ultimam.te si la / medida a D.n Man.l Albarez de 8 ps // 8 pies el alto de estas figuras ultimam.te si / a D.n Man.l Albarez la medida de / 7 p.es = [escala] ... 10”.(anverso)
Anotaciones numéricas en el dibujo.
Arriba a la izquierda, dibujo de una puerta a lápiz.
A la derecha: dibujo de una cabeza de animal.
Lápiz, tinta china y aguadas gris y blanca sobre papel verjurado.
630 x 314 cm.
Tipo:
Dibujos
Núm Inventario:
Inv. 1502

Comentario
Este dibujo muestra en las anotaciones y mediciones que le acompañan, la preocupación del Maestro Mayor de Obras y Fuentes de la Villa desde 1764, por las proporciones de las estatuas con respecto al basamento y por el cálculo del agua disponible para su correcto funcionamiento. El término “meta sudante” alude a una de las fuentes de la antigüedad romana más conocida. Forma parte del ambicioso plan de expresión barroca para la urbanización del Prado de San Jerónimo, que tenía su culminación en la Puerta de Alcalá. Tenía varias fuentes monumentales, un gran pórtico semicircular, avenidas de árboles y pavimentación y fue impulsado por el conde de Aranda y diseñado por José de Hermosilla. Fue iniciado en 1767 y lo culminaría Ventura Rodríguez. Rodríguez concibió el esquema decorativo del paseo en el modelo de planta de circo romano e introdujo algunas modificaciones al proyecto original, enterrando parte del arroyo que discurría por la superficie. En la ejecución de las esculturas intervinieron Manuel Álvarez Cubero en 1795 para las figuras de las Cuatro Estaciones y Alfonso Bergaz, para la de Apolo, en 1800. En las figuras de las cuatro estaciones, Álvarez Cubero varió los atributos de las dibujadas por Rodríguez; Bergaz, la de Apolo, que el arquitecto figuró más rotunda. La fuente fue pensada como meta visual desde las puertas de Atocha y de Recoletos, por lo que Ventura Rodríguez la elevó sobre un alto pedestal. Ingresó en el Museo en 1926, procedente del Archivo de Villa.

(Descripción y comentario extraídos del Catálogo "Dibujos en el Museo de Historia de Madrid. Arquitectura madrileña de los siglos XVII y XVIII")
Mapa
Opiniones