Archivo de Villa
Reforma de alineaciones de la botica Mercedarios Calzados entre las desaparecidas calles de Cosme de Médicis y la de los Remedios, actual plaza de Tirso de Molina
Tu nota: Nota media: 3.1/5 Votaciones: 26
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Reforma de alineaciones de la botica Mercedarios Calzados entre las desaparecidas calles de Cosme de Médicis y la de los Remedios, actual plaza de Tirso de Molina
Fecha:
1768
Lugar:
Madrid
Descripcion:
Plano 1: lápiz, tinta negra y aguadas, grises y roja, sobre papel verjurado; sin recuadro, 248 x 382 mm.

Contenido en expediente de licencia de obras incoado a instancia del padre fray Antonio Cuenca, sacristán mayor del convento
de Nuestra Señora de las Mercedes, de mercedarios calzados, para instalar una reja en la fachada de dicho templo.

Plano 2: Reconocimiento del paso público de la iglesia del convento de Nuestra Señora de las Mercedes, de mercedarios calzados, en las calles de Cosme de Médicis, de los Remedios, del Barrionuevo y de la Compañía, del arquitecto Antonio Berete. Plano general.
Tipo:
Planos
Signatura:
1-46-52
Núm Inventario:
2337/2017

Comentario
El dibujo se encuentra en un expediente iniciado el 29 de abril de 1768 por el sacristán mayor del convento de Padres Mercedarios Calzados, más conocido por la Merced, que ocupaba la actual plaza de Tirso de Molina.
La pretensión del convento consistía en colocar una verja delante de la iglesia, asunto del que informa inicialmente el alarife Francisco Prieto.
No obstante, al efectuar el reconocimiento del lugar, Ventura Rodríguez observa la mala conformación urbana del enclave, centrada en el punto crítico de la escasa distancia entre las esquinas de la iglesia y la casa nº. 31 de la Mª. 160.
El asunto trasciende así el tema de la verja para plantear un pequeño proyecto de reforma urbana. Este planteamiento se traduce en una expropiación enunciada en dibujo como «Sitio
que se toma de la casa de la Botica», una superficie casi cuadrada, obtenida al prolongar la alineación de la esquina opuesta frente a la calle Barrionuevo y ampliar en diagonal la distancia entre la esquina de la iglesia y la calle de la Colegiata.
Para ello, Ventura Rodríguez aporta además en el dibujo un pequeño proyecto de intervención, reflejado en la planta de la botica donde señala con el color rojo la solución para que ésta siguiera en uso.
Esta complicada propuesta es muy probable que no se efectuara, desapareciendo el problema concreto de este enclave con el doble proceso de la Desamortización y el consecuente derribo del convento unido a la intensa dinámica de alineaciones de calles durante el siglo XIX. (...)

Comentario extraído del Catálogo de la exposición "Ventura Rodríguez y Madrid en las colecciones municipales".
Mapa
Opiniones