Museo de San Isidro
Olla de cerámica
Tu nota: Nota media: 2.4/5 Votaciones: 9
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Olla de cerámica
Fecha:
Siglo I d. C.
Lugar:
Madrid
Descripcion:
Arcilla trabajada con la técnica del torneado y modelado.
Tipología: Vegas 3.
Altura: 17 cm; diámetro: 20 cm.

Fotografía: Miguel Ángel Otero Ibáñez.
Tipo:
Arqueología
Núm Inventario:
Inv. CE1974/124/100

Comentario
Olla utilizada como contenedor o para la elaboración de alimentos. Fue recogida en el verano de 1926 por un trabajador de los areneros de la zona en el lugar en que se excavaría dos años más tarde la villa romana de Villaverde Bajo. No se conoce la posición estratigráfica en la que apareció ya que el trabajador no dio parte de su hallazgo y se la llevó a su casa, donde años más tarde la encontraría el arqueólogo Pérez de Barradas.

Formalmente corresponde al tipo 3 de la clasificación de Mercedes Vegas, constituido por las ollas con borde vuelto hacia adentro cuyo cuerpo globular se inclina más o menos profundamente hacia el interior, terminando con borde liso o engrosado (Vegas 1973). Según dicha autora las ollas de este tipo deben considerarse supervivencias de las cerámicas indígenas de las distintas regiones del Imperio, atribuibles a fechas tempranas o a momentos más tardíos en que por diversas perturbaciones se veía interrumpido el comercio cerámico y se recurría de nuevo a la producción local más tradicional.

En nuestro caso abona la tesis de una fecha del siglo I d. C. el hecho de que en la región madrileña predominan abrumadoramente en épocas de romanización avanzada las ollas típicas de fondo plano y borde hacia fuera, tanto en villas próximas (por ejemplo Tinto Juan de la Cruz) como en alfares (Zarzalejos Prieto 2002). En cuanto a la técnica de ejecución también se relaciona nuestra pieza, por su cocción reductora y el deseo de recordar producciones metálicas (patente tanto en la terminación externa como en el gallonado realizado presionando la pasta aún fresca), con las denominadas cerámicas grises, presentes en numerosos yacimientos romanos de la península y generalmente fechadas en momentos tempranos del siglo I d. C. Por otra parte estas cerámicas grises suelen presentarse en la región madrileña asociadas con cerámicas pintadas de tradición indígena, lo que refuerza los indicios de una datación temprana.

Fuente: Catálogo del Museo de San Isidro. Los Orígenes de Madrid.
Opiniones