Lo más valorado (974)




Patrimonio urbano
Palacio de Liria
Tu nota: Nota media: 3.1/5 Votaciones: 203
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Palacio de Liria
Fecha:
Entre 1 de Enero de 1762 y 31 de Diciembre de 1762
Descripcion:
C/ Princesa, 18 y 20
El exterior destaca por el exhuberante jardín arbolado y la fachada principal de estilo palaciego madrileño del siglo XVIII, en el que destacan el cuerpo almohadillado, las pilastras y columnas adosadas y el entablamento superior de orden jónico. También son destacables las esculturas con forma de esfinge que coronan la verja que rodea el recinto del palacio.
Tipo:
Edificios
Signatura:
s/sig
Núm Inventario:
s/n

Comentario
Construido por el 3º duque de Berwick, Jacobo Fitz-James Stuart, es el mejor ejemplo de palacio para la nobleza que se conserva en Madrid, tanto por la calidad arquitectónica como por su espléndida colección de obras de arte y mobiliario. El primer proyecto se encargó a un arquitecto francés, Guilbert, quien llegó a iniciar las obras aunque fue destituido por las numerosas anomalías que presentaba su trabajo. Se hizo cargo entonces Ventura Rodríguez, que evaluó junto a Sabatini las deficiencias provocadas hasta entonces y siguió adelante con las trazas generales, adaptando los dibujos y diseños de arquitectos franceses que enviaba el duque, que fueron en todo caso adecuados, modificados y ejecutados por Ventura Rodríguez, especialmente en los que se refiere a la fachada.

Las obras fueron costosas y estuvieron dificultadas por la ausencia durante las mismas del duque, que delegó en su hermano, el marqués de San Leonardo. Se desarrollaron fundamentalmente en la década de 1770 gracias a las rentas que el propietario recibía de América como duque de Veragua. La planta es rectangular muy alargada con pabellones salientes en las esquinas, como en los edificios neoclásicos. Se distribuye a ambos lados de un eje central que marca la escalera principal, que no es la original del siglo XVII, como tampoco lo es la distribución de las habitaciones, que es fruto de la reconstrucción que fue proyectada por Sir Edward Lutyens y ejecutada por Cabanyes tras la destrucción casi total que sufrió el palacio en 1936 a causa del incendio provocado por un bombardeo.

Anteriormente el mismo Lutyens había llevado a cabo otra reforma a principios del siglo XX. Los lados mayores de la planta acogen los salones representativos y estancias principales, unas orientadas a la entrada y otras al magnífico jardín trasero, de estilo clásico francés. La fachada principal presenta un cuerpo bajo almohadillado como basamento del orden de pilastras y medias columnas que abarca dos plantas y enfatizan su sentido de barroco clasicista. El cuerpo central, se destaca mediante un ático rectangular sin frontón, que recuerda al esquema de las fachadas de los palacios reales de La Granja y Madrid. Los jardines y la verja de entrada, con sus particulares esfinges, son también de gran interés y se conservan casi intactos. Junto a la entrada hay un interesante edificio para los Guardas del Palacio, obra atribuida al arquitecto Lutyens, que sería contemporánea de las reformas del palacio.
Mapa
Opiniones