Lo más valorado (444)




Patrimonio urbano
General Castaños
Tu nota: Nota media: 3.1/5 Votaciones: 98
Comparte:   
Descripción
Titulo:
General Castaños
Fecha:
1990
Lugar:
Madrid
Descripcion:
C/ Barquillo, 34
Distrito: Centro
Colocada en el año 1990
Editor: Ayuntamiento de Madrid
Tipo:
Placa conmemorativa
Signatura:
s/sig

Comentario
Aquí estuvo la casa en que nació en 1758 el GENERAL CASTAÑOS, vencedor en Bailén de las Tropas Napoleónicas. (1808)

El general Castaños pasó a la gloria del Ejército Español por vencer en la Batalla de Bailén contra las tropas vigorosas e imperialistas de Napoleón.

Nació en Madrid, el 22 de Abril de 1758, cuando sus padres, de viejas familias de linajes vascos, iban hacia Barcelona para cumplir un traslado de su padre con motivo de la celebración de la llegada de Carlos III a España. Nació en la Calle del Barquillo en el nº 24, según el estudio de José Ramón Alonso y José del Corral.

Fue educado en el espíritu militar por su padre, intendente del Ejército. Estudió en Madrid en el Real Seminario de Nobles. El rey, premiando la lealtad de su padre, le concedió a los 10 años el título de Capitán de Infantería.

A los 16 años se incorporó al Regimiento de Saboya. Estuvo en la Campaña de Gibraltar como Capitán de Granaderos. Ascendió a teniente en la Campaña de Menorca, obligando a los ingleses a refugiarse en el Castillo de San Felipe, y a rendirse. Fue Coronel en la defensa de Ceuta, jefe del Regimiento de África y herido de gravedad en la Campaña de los Pirineos.

Fue trasladado a su villa natal de Madrid en 1795 entrando en ella como Mariscal de Campo, y donde explayó su espíritu ilustrado. Sus críticas a Godoy le llevaron al destierro que superó en la defensa de El Ferrol, expulsando a los ingleses. Su victoria le permitió volver a la Corte, reconciliarse con el Príncipe de la Paz y ascender a Teniente General.

Declarada la guerra a Francia, Castaños fue nombrado general del Ejército de Andalucía. La Batalla de Bailén trascurrió entre el 13 y 20 de Julio de 1808 contra las tropas del General Dupont y tuvo trascendencia para todo el Viejo Continente, ya que fue la primera vez que se pudo frenar a Napoleón en su propósito expansionista. Dupont le entregó su espada diciendo “Os entrego esta espada vencedora en 100 combates.”

Nombrado Duque de Bailén siguió su vida militar y política, siendo entre otros empleos Comandante General de Alabarderos y tutor de Isabel II hasta los 94 años. Murió en Madrid en 1852.

Mapa
Opiniones