Lo más valorado (1915)




Patrimonio urbano
Puerta de Felipe IV del Retiro
Tu nota: Nota media: 3.0/5 Votaciones: 402
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Puerta de Felipe IV del Retiro
Fecha:
Entre 1 de Enero de 1690 y 31 de Diciembre de 1690
Descripcion:
Pétreo (granito)
Altura: 9,50 x Anchura: 25.00 x Fondo: 1,00 m.
Calle Alfonso XII (Parque del Retiro)

Tiene esta puerta monumental planta en arco, estructurada por tres amplios huecos, uno central, y más singular y representativo, y dos en los extremos, quedando las líneas intermedias configuradas por otros tres vanos separados por pilares.

El hueco central se compone de dos cuerpos: el bajo o acceso, adintelado y rodeado por molduras quebradas, entre pilastras, y el superior o de coronación, consistente en un gran arco de medio punto, cuyo tímpano está ocupado por molduras y sendos escudos en el centro, el de Madrid hacia el jardín y el de España hacia la vía pública, ambos con la Corona Real y rodeados el último por el toisón de oro con su cordón y el primero por una guirnalda.

Bajo el escudo de España y sobre el dintel del hueco hay una cartela ovalada, con una guirnalda y la leyenda: “EGRE DEHE / MARIA ANA TUISOI ACONCOR / CUIUTARCU ET COLOSOS / QUOTNUME GENIA / ERIGISELOGIA / AVE ET FAVE / 1690”.

El tratamiento en general de sus superficies, con entrantes y resaltes, con secciones curvas y rectas, buscando el claroscuro, los festones y en general el programa ornamental, adscriben esta puerta al Barroco evolucionado, precedente de su etapa culminante churrigueresca.
Tipo:
Monumentos
Signatura:
s/sig
Núm Inventario:
s/n

Comentario
Esta puerta monumental, llamada también del Ángel y de Mariana de Neoburgo, fue levantada en las inmediaciones del Monasterio de los Jerónimos y el Paseo del Prado, en la actual calle de Felipe IV, como cierre del Real Sitio del Buen Retiro y a expensas del Ayuntamiento de Madrid, con el fin de celebrar la entrada en la Corte de la referida reina, segunda esposa de Carlos II, en mayo de 1690.

En 1880 fue trasladada a este lugar, como entrada representativa al Jardín del Parterre, y tras la segregación de los restos de las construcciones palaciales de los jardines del antiguo sitio real, y la posterior urbanización de los solares libres de aquellas.
Opiniones