Patrimonio urbano
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (antiguo ministerio de Fomento)
Tu nota: Nota media: 2.9/5 Votaciones: 193
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (antiguo ministerio de Fomento)
Fecha:
Entre 1 de Enero de 1879 y 31 de Diciembre de 1879
Lugar:
Madrid
Descripcion:
Paseo Infanta Isabel, 1
Destaca su suntuosa fachada de estilo neoclásico. En la fachada principal columnas de orden corintio gigantes pareadas y cariátides.
Tipo:
Edificios
Signatura:
s/sig
Núm Inventario:
s/n

Comentario
Ubicado el Ministerio de Fomento desde su creación, en 1856, en el antiguo Convento de la Trinidad, pronto se comprobó la necesidad de crear una nueva sede, donde este organismo público pudiera desarrollar adecuadamente sus funciones. Tras diversas tentativas de edificación en algún solar estatal, se optó hacia 1879 por segregar parte de los terrenos del Real Jardín Botánico, concretamente los situados al Sur, separándose de aquel por una nueva calle, Claudio Moyano. En parte de esta superficie, el arquitecto Álvarez Capra proyectó un primer edificio ministerial, con frente principal hacia el Oeste, donde habría de construirse la Estación de Ferrocarril, reservando el resto para una Escuela de Artes y Oficios, con el objetivo de crear un gran campus universitario en el que debía integrarse la de Ingenieros de Caminos, junto a El Retiro.

En 1881 se decidió replantear el edificio previsto para Ministerio, que ahora se convierte en la dicha Escuela de Artes y ésta en Facultad de Ciencias, según proyecto de Mariano Belmás, quien respetó la ubicación inicial y el perímetro de las plantas. No obstante, cuatro años más tarde, se le propuso a Saavedra que situara en aquella la Facultad de Ciencias y el Gabinete de Historia Natural, cuando ya la explanación se había iniciado, lo que finalmente no se llevaría a cabo, manteniéndose la solución inmediatamente anterior de Belmás. Se retomaron entonces las dos obras, pero bajo la dirección del último arquitecto, quien introdujo ligeras modificaciones, en cuanto a la composición y distribución fijadas. Problemas económicos y administrativos, surgidos durante la ejecución de ambos edificios, propiciaron su paralización en 1891, habiéndose levantado ya los sótanos y la planta baja de la que se suponía habría de ser la Escuela. Este mismo año, por una Real Orden se encomendaba al arquitecto Repullés y Segarra la reforma de esta última edificación para su primitivo destino, el Ministerio de Fomento, por ser mucho más urgente y necesario, aunque por otra Real orden de 1892 era sustituido, con el mismo encargo, por Velázquez Bosco.

Adaptado a lo existente, un volumen de planta rectangular, con torreones en las esquinas y dos grandes patios interiores, el Arquitecto planteó ocupar parte de éstos con nuevas crujías para hacerlos utilizables, cubriéndoles con una estructura de cristal y hierro, realizada en los Altos Hornos de Bilbao, al igual que todos los elementos de fundición. También tuvo que elevar el número de alturas a cuatro sobre la rasante y modificar la distribución interior de los proyectos anteriores, adaptándola a las diversas oficinas y departamentos, e incluso la posición de la escalera principal, diseñando otra grandiosa, de mármol y de traza imperial, que desembarcaba en el primer piso. Cambió la decoración y composición de las fachadas, con el fin de ganar en empaque y magnificencia, que adecuadamente representase al Ministerio, resolviéndolo dentro de su habitual eclecticismo y con la participación en ellas de los principales artistas de la época.
Destaca el majestuoso pórtico de acceso, formado por ocho columnas corintias pareadas de orden gigante sobre un gran basamento, que alcanza el nivel del piso primero, en el cual se encuentra la puerta principal, flanqueada por dos cariátides que representan la Industria y al Comercio. Remata este cuerpo un ático de gran solidez, con tres figuras aladas realizadas por Agustín de Querol. A partir de 1986 se realizaron obras de restauración en el edificio, organizadas en tres fases, que contaron con la colaboración de Antonio Perla en las decoraciones cerámicas.
Mapa
Opiniones