Patrimonio urbano
Palacio de Buenavista
Tu nota: Nota media: 2.9/5 Votaciones: 113
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Palacio de Buenavista
Fecha:
Entre 1 de Enero de 1777 y 31 de Diciembre de 1777
Descripcion:
C/ Alcalá 51
Tipo:
Edificios
Signatura:
s/sig
Núm Inventario:
s/n

Comentario
El actual Cuartel General del Ejército está formado por un conjunto de edificios entre los cuales destaca por su importancia y tamaño el palacio de Buenavista. Fue construido por el duodécimo duque de Alba, que compró en 1769 una finca situada en el lugar conocido como Altillo de Buenavista, que había tenido varios propietarios, entre ellos la Corona. El duque encargó en 1770 a Ventura Rodríguez un proyecto de embellecimiento de los jardines en estilo clásico francés que no llegó a ejecutarse. El edificio existente se derribó para dar lugar a otro más suntuoso y acorde con el rango de la casa de Alba, que fue encargado por la decimotercera duquesa a Pedro Arnal, que ideó un palacio en el que sintetizaba esquemas italianos (planta rectangular en torno a un patio) y franceses (fachada abierta a un cour d-honneur en U) y abría su alzado urbano hacia el norte, dejando la de la calle de Alcalá como fachada al jardín.

El cuerpo principal del edificio estaba formado por un gran rectángulo en cuyo centro se ubicaban dos patios, separados por un núcleo central de escaleras, que no llegó a construirse. Las fachadas recibían un tratamiento sobrio, pero monumental, síntesis del barroco y del neoclasicismo en el que, sobre un basamento almohadillado, se disponían vanos con sencillos guardapolvos y se destacaba tan sólo la parte central con pilastras corintias y un remate con frontón triangular. En 1777 se puso la primera piedra pero, con las obras avanzadas, el palacio sufrió dos incendios, en 1795 y 1796, que afectaron a su estructura y provocaron numerosas transformaciones, entre ellos la supresión del núcleo central de escaleras.

Las intervenciones y modificaciones requeridas por los distintos cambios de uso fueron continuas a partir de aquel momento y se completaron posteriormente con la construcción de nuevos edificios. En 1807 el Ayuntamiento lo compró a los herederos de la duquesa de Alba para ofrecérselo a Godoy, que no llegó a habitarlo, aunque para él se hizo un grandilocuente proyecto del que existe una maqueta. En la época de Fernando VII se quiso destinar a pinacoteca, con proyecto de Antonio López Aguado, pero finalmente el rey lo cedió al Ejército, que lo convirtió en Museo de Artillería y de Ingenieros. En 1847 se destinó a Ministerio de la Guerra y a partir de entonces se emprendieron obras de reforma y ampliación con proyectos de diversos ingenieros, entre los que destacan los edificios a las calles de Prim y Barquillo, obra de José María Aparici. La ampliación del ático, que altera la proporción del edificio, es posterior a la Guerra Civil. El grupo escultórico de la fachada es obra de Aniceto Marinas.
Mapa
Opiniones