Patrimonio urbano
Real Basílica de San Francisco el Grande
Tu nota: Nota media: 3.0/5 Votaciones: 152
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Real Basílica de San Francisco el Grande
Fecha:
Entre 1 de Enero de 1761 y 31 de Diciembre de 1761
Descripcion:
Gran vía de San Francisco, 19
Juego volumétrico que viene dado por la fachada convexa y las torres retranqueadas que enmarcan la cúpula. Es de planta circular.
En el interior destaca su decoración pictórica realizada por artistas, como Goya, José Bayeu, González Velázquez y otros. Espectacular cúpula de tambor círcular. Destaca su planta circular, única en la arquitectura de Madrid.
Tipo:
Edificios
Signatura:
s/sig
Núm Inventario:
s/n

Comentario
Se sitúa en el lugar que ocupaba otra iglesia anterior, derribada en 1760. Se encargó a Ventura Rodríguez un proyecto para la nueva iglesia que fue desechado por situar el coro al fondo del presbiterio y no frente al altar. Paralelamente fray Francisco Cabezas, de la orden franciscana, había diseñado otro proyecto, que según algunos investigadores había sido redactado por José de Hermosilla. La idea de Cabezas consistía en un gran templo circular cubierto con cúpula, con capillas alrededor y un gran pórtico, diferente al planteamiento de Ventura Rodríguez que había tomado como modelo San Pedro del Vaticano, es decir, una planta de cruz latina con gran cúpula rebajada.

Según Elías Tormo, el diseño del Padre Cabezas gozó de mayores preferencias que el de Ventura Rodríguez por estar en la línea del Santo Sepulcro de Jerusalén. Empezada la construcción, la Academia de Bellas Artes hizo notar que los pilares y muros no tenían suficiente solidez para soportar la cúpula, por lo que surgieron problemas que paralizaron las obras. Carlos III encargó su continuación a Francisco Sabatini, que prescindió de los elementos decorativos de Cabezas y reforzó los muros. Este último también construyó el convento. La bóveda y fachada fueron terminadas por Miguel Fernández. José Bonaparte quiso convertir la iglesia en salón de Cortes, según proyecto de Silvestre Pérez.

Tras la Desamortización el convento fue convertido en cuartel y se abandonó la iglesia. La primera restauración estuvo a cargo de Simeón de Ábalos y Ramiro Amador de los Ríos, que empezó en 1880. Entre 1973 y 2001 la iglesia ha estado en periodos de restauración continuados, en los que se levantó un andamio que no dejaba ver su magnifica decoración pictórica realizada por algunos de los mejores pintores españoles, como Francisco de Goya, José Bayeu, González Velázquez y otros. Es una de las escasas iglesias de planta circular de la capital. Tiene seis capillas cuadradas entre los contrafuertes y una capilla mayor en el eje de la composición con planta semicircular. Está cubierta con gran cúpula de 33 m de diámetro y 70 m de altura. La fachada principal convexa avanza hacia la calle, con un pórtico con triple arco de medio punto sobre escalinata. Sobre él, un cuerpo adintelado se remata con un frontón y balaustrada con esculturas a ambos lados. Es uno de los edificios con mayor presencia en la ciudad por su volumetría muy acusada.
Mapa
Opiniones