Patrimonio urbano
Timoteo Pérez Rubio
Tu nota: Nota media: 3.1/5 Votaciones: 80
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Timoteo Pérez Rubio
Fecha:
2010
Descripcion:
Plaza de Tirso de Molina, 5
Distrito: Centro
Colocada en el año 2010
Editor: Ayuntamiento de Madrid
Tipo:
Placa conmemorativa
Signatura:
s/sig

Comentario
Aquí vivió el pintor y presidente de la Junta Central del Tesoro Artístico Nacional TIMOTEO PÉREZ RUBIO (1896-1977), que protegió centenares de obras de arte durante la guerra civil.

En esta casa vivieron la escritora Rosa Chacel y el artista plástico Timoteo Pérez Rubio en la década del treinta del pasado siglo, cuando el pintor ejercía los cargos de presidente de la Junta Central del Tesoro Artístico Nacional y de subdirector del Museo de Arte Moderno.

Timoteo Pérez Rubio se ocupó de la custodia y traslado a Ginebra en 1939 de las principales obras de arte del patrimonio español para evitar los posibles daños causados por los bombardeos o el pillaje. Esta gesta supuso la evacuación de más de 500 cuadros, 180 dibujos y la Joyas del Tesoro del Delfín que fueron llevados en 71 camiones hasta Perpiñán y, desde allí, en tren, hasta Ginebra. El entonces presidente de la Junta Central extremó sus cuidados para que las obras de arte no sufrieran daños, enrollando las pinturas y alojándolas en cajas climatizadas. El propio artista acompañó el traslado de las obras y no regresaría ya a España.

Timoteo Pérez Rubio (Badajoz, 1896 – Río de Janeiro, 1977) fue un significativo pintor impresionista especialmente dotado para el paisaje, cuya carrera fue frustrada por la Guerra Civil. En 1921 consiguió una beca para la Academia Española en Roma y en esta ciudad permaneció hasta 1928, año en el que regresó a España. En 1933 ocupó, como se ha indicado, el cargo de presidente de la Junta del Tesoro Artístico Nacional que le permitió la odisea descrita al comienzo de este artículo. En 1940 se exiló en Río de Janeiro, ciudad en la que viviría hasta su muerte. Allí conocería a importantes artistas brasileños como Cândido Portinari o Di Cavalcanti, así como a intelectuales reconocidos en el gran país americano, como recuerda Rosa Chacel en el libro que le dedicó “Timoteo Pérez Rubio y sus retratos del jardín”, publicado en 1980.

Mapa
Opiniones